Categorías

Categorías

Comprar Jungle Speed de Asmodée Ver más grande

Jungle Speed

JS01ES

Nuevo

Asmodee

Juego de mesa Jungle Speed en español.

Más detalles

En Stock

19,95 € Iva Inc.

Jungle Speed es un juego de mesa de agudeza visual, habilidad y reflejos felinos. Los jugadores competirán por ver quién de ellos es el primero en descartarse de todas sus cartas.

 

Una partida de Jungle Speed se juega rápido (en poco menos de quince minutos). Es un juego de reglas sencillas, divertido y muy adictivo que permite encadenar muchas partidas en periodos de cortos de tiempo. Además, preparar una partida requiere muy pocas cosas. Una vez que tus amigos y tú sepáis quienes vais a participar en el juego coloca el tótem de madera en el medio de la mesa y reparte todas las cartas a todos dejándolas bocabajo sin verse. ¡Ya estáis preparados para empezar a jugar! ¡Que empiece la diversión!

 

Aunque no existe un turno de juego como tal, cada jugador ira levantando una carta de su mazo (siempre levantándola hacia fuera, nunca hacia nosotros) a modo de turnos. Las cartas tienen impresos distintos grupos de símbolos que varían en color. Según los jugadores van levantando la primera carta de su mazo la van apilando en un mazo distinto junto al otro bocarriba. Cuando se levanta una carta con un símbolo idéntico al de la primera carta del mazo de otro jugador (el color es indiferente, solo importa la forma) se produce un duelo. El duelo lo gana aquel jugador que coja el tótem primero. El perdedor recibe todas las cartas descubiertas de su adversario y las que haya en el bote, añadiéndolas a su mazo de cartas no jugadas. Durante las partidas de jungle speed solo se puede usar una mano, tanto para levantar la carta como para coger el tótem, todo debe realizarse con la misma mano. Si por cualquier motivo un jugador coge el tótem cuando no le toca recibirá todas las cartas bocarriba de la mesa, tanto la de los demás como el bote. En caso de que el duelo se produzca entre más de dos jugadores, los perdedores se repartirán equitativamente las cartas del vencedor o será el ganador el que las reparta entre los perdedores. Hay que tener cuidado pues muchos de los símbolos son parecidos pero no idénticos por lo que pueden producirse errores no deseados.

 

Además de las cartas de símbolo, también están las cartas de flechas que varían la mecánica de la partida cuando aparecen. Hay tres tipos de cartas de flechas en el juego: las flechas hacia el exterior, hacia el centro y de colores.

 

Cuando un jugador levanta una carta de flechas hacia el exterior todos levantan las cartas al mismo tiempo, se comparan los símbolos y se resuelve el posible duelo, si no pasa nada continua el jugador de la izquierda del jugador que levanto la carta de flechas hacia el exterior.

 

Cuando se levanta una carta de flechas hacia el centro, todos tienen que intentar hacerse con el tótem. El ganador depositará su mazo de cartas descubiertas bajo el tótem.

 

El último tipo de cartas de flecha son las de colores. Estas cartas solo están disponibles para partidas de cuatro participantes o más. Aun así, en partidas con solo tres jugadores cuando todos tienen cartas del mismo color hacen el mismo efecto que si fuese una carta de flechas hacia el centro. Cuando se levanta una carta de este tipo los jugadores con cartas del mismo color deben coger el tótem, en vez de por símbolos. La carta permanece activa hasta que un jugador coge el tótem o se levanta una carta de flechas.

 

Se pueden producir algunos casos peculiares. Jugando pueden salir dos cartas seguidas de flechas hacia fuera, si esto llega a ocurrir, la segunda solo se ejecuta en caso de que no haya ninguna otra acción que realizar. También puede suceder que la carta de cartas hacia el centro aparezca al mismo tiempo que un duelo. En este caso el jugador que haya cogido primero el tótem elegirá que se realizará. Se pueden producir dos duelos al mismo tiempo, en este caso el jugador que coja el tótem primero gana a su contrario y el otro duelo no se realiza.

 

La partida prosigue esta secuencia de locura, llena de velocidad, movimientos rápidos y zarpazos hasta que un jugador se deshaga de todas sus cartas. Puede ocurrir que a un jugador le quede solo una carta, en este caso el no levantará más cartas pero si podrá participar en duelos para intentar deshacerse de ella y ganar. El juego también finaliza cuando solo quedan dos.

 

Jungle Speed es un clásico de hace ya unos cuantos años (1997). Una vez que has jugado con él ves que puedes seguir jugando multitud de partidas en un periodo de tiempo corto. Es ideal para regalo si no sabes qué comprar ya que tiene un precio bajo, y se puede jugar en familia tanto con adultos de todas las edades como con niños de más de siete años. Gracias a su reducido tamaño te lo puedes llevar a cualquier lugar y es un entretenimiento perfecto para una fiesta, o te lo puedes llevar a la playa en los meses de verano en vez de juguetes. Además de su reducido tamaño, otra de sus características es que el tótem es de madera (aunque en su versión safari es de goma, pensado para un público más infantil), sus cartas son cuadradas y su manual de instrucciones apenas es de una página. También tiene una expansión de ochenta cartas con más símbolos, más tipos de cartas de flechas y amplía considerablemente el número de jugadores que pueden jugar a la vez.

 

En YouTube se pueden encontrar vídeos y partidas de demostración de gente jugando a Jungle Speed. Múltiples empresas lo distribuyen por todo el mundo. En nuestro país, Asmodee es el encargado de su distribución en español, tanto el juego principal como su expansión y alguna de sus variantes. Como último apunte, es muy recomendable que tengasmos las uñas cortas para evitar arañazos cuando nos lanzamos a por el tótem como locos (por experiencia propia XD).

 

Ficha de este juego en la Boardgameweek

Sea el primero en dar su opinión !

Productos más vistos