Categorías

Categorías

El sheriff de Nottingham

Vídeos

EDGAW01

Nuevo

Edge

Juego de mesa El Sheriff de Nottingham en español.

Más detalles

En Stock

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

29,70 € Iva Inc.

34,95 € Iva Inc.

-15%

En El sheriff de Nottingham, interpretas a un mercader que intenta introducir sus mercancías en la ciudad. Por turnos, los jugadores asumen el rol de sheriff, que es quien decide qué Sacos de los mercaderes deben ser registrados y cuáles no. Como mercader, tu objetivo es convencer al sheriff de que permita el paso a tus mercancías utilizando todo medio que sea necesario. Al terminar la partida, gana el mercader más rico y seguramente... ¡el más farolero!

Es un juego de la editorial Edge Entertainment en el que el faroleo, los sobornos y el engaño están a la orden del día para tratar de ganar la partida, intentando que el avaricioso sheriff permita introducir tus mercancías a la ciudad de Nottingham para que te puedas ganar el pan de cada día. Al tener una situación económica en la que los altos impuestos cada vez hacen más difícil el ganarse la vida honradamente, los mercaderes habéis decidido comenzar a intentar “colar” mercancía de contrabando. Pero todo tiene un coste, y para evitar que sea requisada tendréis que sobornar al sheriff o jugárosla con un farol o quien sabe… hasta puede que digáis la verdad.

 

CÓMO JUGAR AL SHERIFF DE NOTTINGHAM

 

En cada ronda un jugador será el Sheriff y deberá decidir qué sacos de mercancías registra y cuáles no. El juego se divide en diferentes fases:

 

1) Fase de mercado. Los jugadores irán jugando en el sentido de las horas del reloj comenzando por el jugador a la izquierda del sheriff. Cada jugador podrá apartar hasta cinco cartas que no quiera de su mano y robar hasta seis cartas, ya sea de las diferentes pilas de descartes o del mazo de robo, con la excepción de que si se roba del mazo ya no se podrá robar de las pilas de descartes. Al robar de las pilas de descartes siempre lo harás en orden, esto quiere decir que si quieres la cuarta carta de una pila de descartes primero tendrás que robar las tres anteriores. Una vez ha robado debe dejar una por una y bocarriba las cartas que había apartado para que todos vean las que está dejando. Cuando todos han robado y descartado termina la fase de mercado.

 

2) Fase de carga de saco. Durante esta fase los jugadores guardaran en sus sacos aquellas mercancías que quieran pasar a la ciudad. Pueden cargar de una a cinco cartas dentro del saco con cuidado de que nadie vea las mercancías que en él guarda. Una vez cerrado el saco no se puede cambiar su contenido.

 

3) Fase de declaración de mercancías. Una de las fases más importantes del juego junto con la fase de registros. En esta fase los jugadores tendrán que decirle al sheriff que mercancías “llevan” en el saco siguiendo las siguientes normas:

 

- Solo se pueden declarar mercancías legales (las cartas de bordes verdes).

- Solo se puede declarar un único tipo de mercancías (a elegir entre gallinas, quesos, pan y manzanas).

- Estas obligado a declarar el número exacto de cartas que van dentro del saco.

 

Una vez declarada la mercancía se le entrega el saco al sheriff, que de momento no podrá abrir. Debéis recordar lo que habéis declarado y en ningún momento cambiar dicha declaración. También tenéis que tener en cuenta que si habéis robado de las pilas de descartes es muy probable que el sheriff tenga en cuenta lo que has robado para detectar si le estás mintiendo. Decir la verdad o mentir al sheriff es una elección de cada jugador, pero es casi seguro que en algún momento deberás mentir para conseguir “colar” unos cuantos artículos de contrabando (de borde rojo y con un valor en puntos mayor que las mercancías legales).

 

4) Fase de registro. Es la más importante. Aquí el sheriff decidirá que sacos abre en el orden que quiera, los puede abrir todos, unos cuantos o ninguno. En el momento en el que el sheriff decida abrir el saco de un jugador, éste podrá intentar evitarlo sobornando al sheriff con mercancías legales o ilegales que ya tenga en su puesto de mercader, con oro, con una combinación de mercancías y oro, con “futuros favores”, e incluso con mercancías de su propio saco. Es el momento del faroleo, el engaño y el regateo, el momento del todo o nada, el momento de ver de qué pasta estás hecho y si eres un buen negociante o por el contrario acabaras con tus mercancías confiscadas. Una vez se ha llegado a un acuerdo o desacuerdo no se puede cambiar de opinión y se procede a la apertura de los sacos. Si el sheriff te deja pasar sin registrar el saco y se lo devuelve a su dueño, éste lo abrirá y colocará en su puesto de mercader bocarriba las cartas de mercancías legales en sus lugares correspondientes y bocabajo las de contrabando que haya conseguido colar. Si las negociaciones no han llegado a buen puerto y el sheriff no ha aceptado tu soborno y abre tu saco pueden ocurrir dos cosas:

 

- Si dijiste la verdad el sheriff deberá pagarte la suma de los valores de sanción de tus mercancías.

- Si mentiste como un bellaco y te han pillado mintiendo, todas las mercancías no declaradas son confiscadas y colocadas por el sheriff en la pila de descartes y encima tendrás que pagar al sheriff una multa que será la suma del valor de sanción de las cartas confiscadas.

 

La partida continúa con el cambio de sheriff que siempre será el jugador siguiente por la izquierda y repitiéndose todas las fases anteriormente nombras. Cuando todos han sido sheriff dos veces la partida acaba y se procede al conteo de puntos.

 

Una vez acabada la partida los jugadores suman los valores de todas sus mercancías, tanto legales como ilegales, el número de monedas de oro y los posibles bonificadores por ser el rey de un tipo de mercancías (ser el que más tiene de algo te da puntos de victoria adicionales). Obviamente el jugador que sume la mayor cantidad de puntos será el vencedor. Si por alguno motivo hay un empate gana aquel jugador más “honrado”, aquel que tiene más mercancías legales.

 

Además el juego presenta reglas para poder jugar únicamente tres jugadores y una serie de reglas avanzadas que no son obligatorias para dar más miga aun a las partidas.

 

El Sheriff de Nottingham es un juego que te dará muchos momentos de diversión, con reglas muy flexibles que permiten a cada jugador interpretar de una manera muy abierta a los mercaderes o a los sheriff. En la mano de cada uno está ser el más honrado de todos los mercaderes o ser el más intransigente de los sheriffs. Siempre es divertido ver cómo le cuelas un buen farol al sheriff y cuando abres el saco cierra los ojos con gesto de resignación. Y también es bastante interesante ver como pillas a alguien mintiendo y ver como intenta sobornarte desesperadamente para que no le confisques las mercancías. En definitiva un juego para aquellos amantes de las partidas imprevisibles.

 

En Youtube hay multitud de vídeos reseñas del juego, como esta reseña que puedes ver en el vídeo de Análisis Parálisis de la parte superior de la página.

 

Ficha de este juego en la Boardgamegeek

truck

ENVIO GRATIS

en pedidos de + 69€

retuEE

ENVIOS 4,90€

help

TLF/ WHATSAPP: 664 37 12 02

Productos más vistos